Reseña: La luz que no puedes ver

| lunes, 10 de julio de 2017 | , , , |
¡Hola, literatómanos!

¿Qué tal estáis? Yo acabo de empezar las vacaciones, y tengo muchas cositas en mente :)

Hoy os traigo la reseña de un libro que me ha llevado mucho tiempo. Y cuando digo mucho, quiero decir muchísimo. Porque tuve los exámenes, una crisis lectora y otros problemas de por medio. Aun así, sabía que el libro merecía la pena. Por eso, al final, he acabado devorando la última parte en cuestión de horas, y quiero contarlos antes de que se me vaya la emoción que me ha dejado el final.





Título: La luz que no puedes ver
Autor: Anthony Doerr.
Editorial: Suma de letras.
Fecha de publicación: 2014.
Número de páginas: 356.


EL CORAZÓN MÁS PURO PUEDE BRILLAR AUN EN LA NOCHE MÁS OSCURA. 
Y EN EL MÁS OSCURO DE LOS TIEMPOS.

Marie-Laure es una joven ciega que vive con su padre en París, donde él trabaja como responsable de las mil cerraduras del Museo de Historia natural. Cuando los nazis ocupan la capital, padre e hija deben huir a la ciudad amurallada de Saint-Malo, llevándose con ellos la que podría ser la más preciada y peligrosa joya del museo. 

Werner es un muchacho huérfano criado en un pueblo minero de Alemania y fascinado por la fabricación y reparación de aparatos de radio, un talento que no ha pasado desapercibido a las Juventudes Hitlerianas.

Siguiendo al ejército alemán, Werner deberá atravesar el corazón en llamas de Europa. Hasta que, en la última noche antes de la liberación de Saint-Malo, los caminos de Werner y Marie-Laure por fin se crucen.

Destinados a ser enemigos y obligados a crecer entre la destrucción, los inolvidables protagonistas de esta hermosa y emocionante novela se convertirán en pequeños héroes cuya inocencia vencerá a la guerra.


Segunda Guerra Mundial. Una de las épocas más oscuras y vergonzosas de nuestra Historia. El símbolo, por excelencia, de los crímenes contra la humanidad, y, al mismo tiempo, uno de  los períodos más explotados en la literatura. Muchas son las razones por las que este período despierta nuestro interés, y sí, desgraciadamente, el morbo es una de ellas. Pero este libro no es así. No es una novela lastimera, ni una suerte de diario de Ana Frank.  Por el contrario, es un relato fascinante, cargado de inocencia, de cotidianidad, de personas normales a las que, de repente, se les cuela la guerra en su vida y la transforma. 


A lo largo de la novela, vamos siguiendo dos historias paralelas durante la Segunda Guerra Mundial. Una de ellas es la de Marie-Laure, una chica francesa, de París, ciega y muy inteligente, que, como tantos otros parisinos, sale de la ciudad huyendo de la guerra. La otra es la de Werner, un huérfano alemán que acaba alistándose en el Ejército, gracias a su gran habilidad para las radios y aparatejos similares, y para huir de la vida de miseria que parece inevitable para un chico como él. De por medio, hay objetos fascinantes y únicos, personajes secundarios que acaban jugando un papel muy importante (como Jutta, la hermana de Werner, que bien se merece un libro para ella sola, y que es uno de mis personajes favoritos), y muchas tramas secundarias cuya relación, al principio, es imposible de comprender.

Si hay algo que me gusta muchísimo es que presenta a dos protagonistas de los dos bandos. Y en ningún momento habla de Werner como el malo de la película. No me malinterpretéis, el libro NO justifica en ningún momento a Hitler, ni al nazismo, ni a ninguna de esas lacras que provocaron uno de los mayores genocidios de la historia. Al contrario. A quienes justifica es a los alemanes de a pie, a la gente poco formada que se acabó creyendo el cuento, a los que no pudieron hacer nada para evitar que las cosas fueran como fueron.

Buenas noches. O Heil Hitler. Últimamente, todo el mundo está eligiendo la segunda.

Y en este sentido creo que es muy importante la forma que tiene el autor de meterte en contexto, de hacerte imaginar la situación como si la estuvieras viviendo. Sin meter una cantidad abrumadora de datos históricos, y mediante detalles, te hace sentir como si verdaderamente estuvieras ahí. No es cuestión de descripción exhaustiva, sino de saber crear sensación. Y en esto, Anthony Doerr es un maestro. Es muy fácil leer un libro de historia y pensar: "yo me habría metido en la Resistencia", pero, ¿nos habría sido tan sencillo si hubiéramos estado allí? ¿Si hubiéramos tenido una familia que proteger? Este libro te hace plantearte esas cosas de una forma alucinante. 

La mejor parte viene hacia el final, cuando empiezas a ver la conexión entre todas las tramas, y es precioso, triste y asombroso. Porque encajan como las piezas de un puzzle, y dan sentido a toda la novela en sí. No voy a decir nada más, porque no quiero hacer spoilers, pero te quedas con la boca abierta. ¡Wow! Además, después hay unos cuantos capítulos súper entrañables sobre la vida y las relaciones de los personajes muchos años después, emocionantes 100%.

Lo que la guerra hizo a los soñadores...

Otro detalle a favor de este libro es que tiene una protagonista ciega. No suele haber muchos personajes ciegos en los libros, y mucho menos personajes principales, pero ahí está Marie-Laure, rompiendo todos los estereotipos. Porque es súper inteligente, una de esas personas a las que sería un honor conocer en la vida real. Y, además, cuando la lees es posible imaginar cómo sería vivir sin visión, como es el mundo para ella. Y no parece, ni mucho menos, un mundo de tinieblas, sino que ella conoce muy bien, pero a su manera, el entorno que la rodea.


¿Alguna pega? Bueno, la verdad es que me cuesta encontrar un punto negativo, pero lo cierto es que es una historia lenta, que transcurre con parsimonia, pese a que tiene algunos momentos bastante más acelerados. Pero merece totalmente la pena dedicarle el tiempo y la paciencia necesarios.

En resumen, una novela madura, capaz de sugerir y emocionar al mismo tiempo. Un bonito retrato de la inocencia, mezclada con miseria y crueldad, porque sí, hay escenas muy duras, y narradas con una frialdad pasmosa, lo que las hace más imponentes aún. Y sí, lo recomendaría, a todo aquel que esté preparado.


Y hasta aquí la reseña de hoy. Como de costumbre, os invito a comentar si habéis leído este libro, si os ha gustado, si os parece un tema interesante, si soléis leer ficción histórica...
¡Hasta pronto, literatómanos!

¿Cómo puede ser que el cerebro, que jamás conoce una chispa de luz, construya en nuestro interior un mundo lleno de luces?
edit

18 comentarios:

  1. Hola! Me gusto mucho el libro y me alegra ver que coincidimos bastante. Muy buena reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Tengo pendiente este libro desde hace mucho tiempo, y no acabo de animarme. Después de tu reseña es posible que le de una oportunidad.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ya nos contarás si te animas a hacerlo! Gracias por pasarte :)

      Eliminar
  3. Hoooooooola Carmen!!!!!

    Me alegro un montón de que hayas vuelto por blogger!!! Y además con un best seller. Nada, nada, que me pongo a leer tu entrada ahora mismo para poder comentarte con propiedad.

    Primera y Segunda guerra mundial son una verguenza para la humanidad. Miles de almas muertas por la codicia territorial de unos pocos. No hay honor en una guerra. No hay belleza, solo destrucción. Por eso la historia nos sirve, por eso es importante aprender sobre ella, para no volver a cometer los mismos errores del pasado.

    Dicho esto, a mi me gustaría que un día se publicase un libro o se hiciese una serie sobre los soldados que se negaron a luchar y que fueron fusilados por su propio país por 'cobardes' y para dar ejemplo a otros soldados que se les pasase la idea por la cabeza.

    Me alegra saber que esta novela está bien documentada, porqué acabo de salir de la lectura de 'La chica que dejaste atrás' y hay tantas imprecisiones históricas que es para llorar. Además este libro tiene un añadido, que es que está escrita desde una perspectiva de la inocencia de dos niños que se encuentran frente a una guerra que no es la suya -ni la den nadie-. Los dos bandos sufrieron, y con ellos todos los países. Soy de las que piensa que esta guerra no debería haber tenido lugar si no fuese por el interés de los de arriba y que culpabilizar a Alemania con la etiqueta de mala, es algo muy tildado, porqué en esa guerra, las atrocidades las cometieron ambos bandos. Sin distinción de país. Y eso no es quitar importancia a las aberraciones de los campos de concentración, eso es ser objetivo con los hechos. Así que me quito el gorro con el autor.

    Me encanta que tenga la habilidad de meterte en la historia, si exceso de datos y de saber crear atmósfera, sino que además hace reflexionar al lector, que eso lo encuentro importantísimo.
    Lo que me para un poco son las escenas esas violentas y contadas con frialadad. Porqué soy muy empática, y en seguida me lo imagino. En fin, que me alegro un montón de que por in se salga una prota del cliché.

    Un besote enooorme!! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola!! Bueno, muchas gracias de nuevo por tus comentarios kilométricos y tus reflexiones.

      Sí, pienso igual que tú, y firmo por esa novela sobre los soldados desertores. Son escenas un tanto frías, pero, no sé, al mismo tiempo sí son capaces de transmitirte bastante. También creo que la Historia es muy importante, que conocerla es básico para no repetirla, por mucho que algunos se empeñen en jugar a cambiarla y utilizarla para su propio interés. A mí en el colegio no me gustaba demasiado, pero ya en bachillerato empecé a pensar en ella de otra manera.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. Hola, no conocía tu blog, pero desde ahora ya tienes una nueva seguidora.

    No he conocido nada de este autor, y aunque parece interesante no es el estilo de libros que suelo leer, pero lo tendré en cuenta si me apetece leer algo diferente.

    Gracias por tu reseña. ;)

    Si te apetece conocer mi blog te espero en: Bibliotecaria recomienda…

    ResponderEliminar
  5. Hola, Carmen!
    Antes de nada, muchas gracias por pasarte por mi blog y comentar :)
    En cuanto a la reseña, me ha gustado mucho. Creo que has mostrado un criterio muy equilibrado, en especial por lo que comentas de que no se exprime tanto la figura de Hitler como representación del mal.
    La novela tiene muy buena pinta; creo que la Segunda Guerra Mundial es uno de esos temas sobre los que de vez en cuando hay que leer.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Sofía! Es importante conocer los períodos más turbios de la historia para evitar que se repitan, la verdad. No es que Hitler no se presente como el malo, sino que no se identifica a cada una de las personas a las que les tocó estar en su bando como los malos de la película. ¡Muchas gracias por tu comentario!

      Eliminar
  6. ¡Hola! Había oído hablar del libro pero no había prestado mucha atención, ahora que me entero con más profundidad sobre que trata creo que podría gustarme, sin duda tu reseña me ha dejado con ganas de comenzarlo. ¡Muchas gracias! Nos leemos pronto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro mucho de que te haya gustado, ¡ya nos contarás si te animas! Un besico :)

      Eliminar
  7. Este se ve un libro muy bonito de esos que te estrujan el corazón y al final te deja muy buenas sensaciones.

    ResponderEliminar
  8. hola! hermoso libro y hermosa entrada, hemos leido el libro y reseñado y tus comentarios quedan compartidos con nosotras, nos encantaba el museo y la niña jugando... abrazosbuhos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Awwws, el museo... No me digáis que no os han dado ganas de ir a ver ESE museo y conocer a toda esa gente. Criarse jugando en los pasillos de un museo tiene que ser algo único, la verdad.

      Eliminar
  9. Hola! La ficción histórica nos apasiona y por eso compramos este libro hace poco. Estamos deseando leerlo. Nos alegra ver que te ha gustado a pesar de la dureza de esa época.
    Nos quedamos por tu blog como nuevas seguidoras ;)
    Un beso
    Marta y Laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Pues ya me contaréis, espero que os guste muchísimo!!
      La ficción histórica es un género genial, se puede aprender mucho con él, siempre que los autores no hagan barbaridades, claro.
      ¡Un abrazo enorme!

      Eliminar

¡Gracias por leerme! Este blog se alimenta de comentarios, ¡así que te animo a dejar tu opinión!

Pero... por favor, hazlo con respeto y sin spam, y, si la entrada te interesa tan poco que ni siquiera te la has leído, ahórrate los comentarios por defecto como "sígueme y te sigo" o "buena reseña".

De nuevo, ¡un abrazo enorme, y gracias por comentar! En cuanto pueda, me paso por vuestros blogs para conocer vuestras impresiones.

Entrada más reciente Entrada antigua
© Design 1/2 a px. · 2015 · Pattern Template by Simzu · © Content LITERATOMANÍA